Tipos de Piel

No todas las pieles son iguales, cada tipo mantiene características propias que definen su aspecto y maduración, por ello es importante conocer, tratar y conservar nuestro rostro de acuerdo a sus necesidades con el fin de lograr un piel sana y radiante.

Piel Grasa

Este tipo de piel presenta sobreproducción de grasa. Son prominentes las espinillas, los barritos, el acné vulgar y el brillo en exceso (sobretodo en la zona T), por ello, quienes tienen piel grasa deben aplicar tratamiento como los sebo-reguladores, que hidraten y protejan el rostro. Además, es primordial realizar diariamente una correcta limpieza de la piel para eliminar restos de maquillaje, suciedad y exceso de células muertas que pueden ayudar a la proliferación del acné y otros problemas; una buena alimentación es también recomendable para mantener el equilibrio y salud de este tipo de piel, puedes incluir alimentos como verduras, cereales integrales, frutas y legumbres. Por último, procura mantener una buena higiene, esto es ideal para cuidar el rostro de esas indeseables impurezas.

Piel Seca

La piel Seca suele lucir opaca, con apariencia escamosa y agrietada, no es común que aparezcan barros, acné o espinillas, pero se irrita fácilmente. En este tipo de piel es más probable e vean algunas arrugas prematuras ya que la grasa que produce no es suficiente; para equilibrar la piel seca, utiliza cremas especializadas hidratantes que actúan como una barrera protectora, le devuelven su elasticidad y evitaran esa sensación de tirantez. No obstante, lo primordial viene del interior, puesto que al beber mucha agua estarás ayudando al proceso de hidratación de tu piel. No olvides las exfoliaciones periódicas y el uso de mascarillas hidratantes para el rostro.

Piel Mixta

Presenta textura grasa en la zona T del rostro, es decir, tu frente, nariz y barbilla, el resto del cutis (en especial las mejillas) se mantiene seco y opaco. Aunque existen en el mercado tratamientos específicos para este tipo de piel, es recomendable tratarla por separado, así obtienes mejores resultados, evitando hipersensibilidad e irritación, aunque esto te pueda llevar a invertir más tiempo.

Piel Normal

Es el tipo de piel ideal, aunque muy pocos gozan de ella. Puedes identificarla porque es suave y firme al tacto, no presenta zonas con exceso de grasa, ni con falta de hidratación. Esto no quiere decir que no sea necesario mantener cuidados básicos para realzar la belleza natural de rostro: limpieza diaria, uso de tónicos, cremas para el día y la noche y el infaltable bloqueador solar.


Piel Sensible

Generalmente luce rojiza o rosa en especial en la zona de las mejillas, pueden manifestarse reacciones alérgicas y rupturas de venas o capilares. Es un tipo de piel común, y en muchos casos suele no tratarse adecuadamente, puedes identificarla porque es muy frágil y vulnerable ya que los factores externos como la suciedad, atacan más con respecto a otro tipo de piel, además de ello, envejece de forma prematura.

Ahora que ya conoces los tipos de piel. ¿Cuál crees que es la tuya?te invitamos a identificar el tuyo y realzar la belleza de tu rostro con el Spa Agata ideal para hidratar y humectar el cutis, con mascarillas de chocolate, velo de gusano de seda y brisa de rosas entre otros increíbles beneficios para tu cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reserva por WhatsApp